Ronaldo de Asís Moreira  “Ronaldinho”, exfutbolista de la selección brasileña y del Club Querétaro, tiene 57 propiedades confiscadas como consecuencia del impago de una multa medioambiental de 9,5 millones de reales (casi 2,5 millones de dólares), reportó esta semana Folha de S.Paulo, medio carioca.

Además, el diario informó que los dos pasaportes de la exestrella del fútbol, de 39 años, quien también tiene la ciudadanía española, le fueron incautados para que no pueda abandonar el territorio brasileño.

Según Folha de S.Paulo, el ex jugador de Gallos ya recurrió para recuperar su pasaporte ibérico, precisando que el documento pertenece a España y su confiscación es ilegal. De acuerdo con sus declaraciones, la medida es “abusiva, arbitraria y sin fundamento legal”. Un juez de Porto Alegre, por su parte, afirmó a Reuters que no puede confirmar ni desmentir la información divulgada ya que los detalles están bajo secreto judicial.

Las autoridades brasileñas le impusieron la citada multa a Ronaldinho por la construcción ilegal de una plataforma de pesca y de una estructura para atracar barcos en el lago Guaíba, en Porto Alegre, zona sujeta a preservación ambiental.

Debido a que “Dinho” no pagó la multa, el pasado mes de noviembre la Fiscalía brasileña decidió intervenir las cuentas bancarias del exdeportista para cobrarla aun sin su consentimiento, pero se encontró con un obstáculo inesperado. Resultó que en la suma de todas las cuentas de Ronaldinho había apenas 24,63 reales (unos 6,61 dólares), una suma obviamente insuficiente para afrontar su deuda con la justicia.

Comments

comments