América clasificó a la semifinal al derrotar (4-2) a Tigres en Nuevo León

América clasificó a la semifinal al derrotar (4-2) a Tigres en Nuevo León

diciembre 2, 2019 0 Por Ana Páramo

Al América le basta un golpe en el orgullo para recordar por qué es el equipo más ganador del futbol mexicano, hasta el campeón Tigres, con todo y su poderosa plantilla, fue poca cosa para unas Águilas que, con categoría, selló su pase a las semifinales del Apertura 2019 con un contundente 4-2 (4-5 global) en el temible Estadio Universitario.


América fue un huracán, desde el inicio salió dispuesto a llevarse por delante cualquier camiseta amarilla. Una versión que no se había visto en el torneo, triufante en todos los duelos individuales, aunque se llevó el primer susto en un tiro desviado de Valencia.

Después de eso, las Águilas fueron un equipo voraz, presionó arriba y sometió a los felinos, empezó a posicionarse en campo contrario. Henry fue el primero en exigir a Nahuel con un cabezazo que el portero argentino desvió a córner.

No bajó las pulsaciones, una y otra vez sobre la portería felina, no reaccionó Tigres que careció de su tradicional manejo de pelota. Entonces vino un centro de Richard que cabeceó de forma ortodoxa Viñas —el elegido para acompañar a Henry— el remate del charrúa hizo una parábola que dejó sin opciones a Nahuel. Siguió acelerado el cuadro de Coapa, sin dar tregua a Tigres que no reaccionó. Ibargüen y Guido acariciaron el segundo, pero la pelota se fue desviada. Luego vino un tiro de esquina que Paul peinó a primer palo, se perdieron las marcas y Guido empujó la pelota. El pase a las semifinales estaba en las manos de América.

Tigres estaba en shock, la cara de Ricardo Ferretti era un poema a la decepción, su escuadra estaba siendo borrada por unas Águilas que les metieron el miedo en el cuerpo. Se enfrió el partido lo justo, pero Tigres no espabiló y sobre el final del primer tiempo vino otro gol que dejó en silencio al Universitario. Paul robó la pelota, habilitó a Henry que se deshizo de Salcedo (entró de cambio por Ayala) y mandó un servicio que Giovani chocó para el 0-3. La hazaña de América estaba consumada en 45 minutos perfectos.

América está en semifinales, se lo ganó a pulso porque hizo el partido de partidos, a la hora buena demostró su grandeza, ese empaque que no se compra en una década sino que se construye con los años. Las Águilas de Miguel Herrera se levantan como un candidato serio para ganar el título, les tocará el sorpresivo Morelia que ya demostró que es un rival de mucho cuidado, pero al América nadie lo quiere ver en Liguillas, porque por algo es el más grande. Sus títulos e historia le avalan.

Facebook Comments